Make your own free website on Tripod.com

formus a.c.

RAFA MARQUEZ.

Tu eres el único de los fichajes realizados desde 2003 que sigue en el club. ¿Qué te dice eso?

Que siguen confiando en mí y que he hecho bien mi trabajo.

Con esta ya son seis temporadas las temporadas como azulgrana...

Una etapa de mi vida profesional en la que ha habido altibajos. Éxitos, decepciones, lesiones... He vivido periodos muy buenos y otros en los que las lesiones me han impedido estar a mi mejor nivel.

Tienes 29 años. Acabarás su contrato con 30. ¿Ya sabes qué pasará en tu carrera?

Uno busca la mayor estabilidad posible y cuantos menos cambios introduzcas en tu vida, más estabilidad vas a tener.

¿Has  pensando en retirarte en el Barça, hasta en quedarse a vivir en Barcelona? O tal vez acabar tu carrera en México, en su patria...

Yo ya soy muy europeo en mi forma de vivir, así que... Mi prioridad es seguir aquí y si puedo renovar, pues feliz de la vida. Sí, quizá hasta me quede a vivir en Barcelona.

¿Sigues  teniendo la misma ilusión que el primer día?

Por supuesto, sin duda alguna. Lo importante en esta profesión, como en otras muchas, no es llegar sino mantenerse. Permanecer en un nivel alto de rendimiento, ser regular, no es nada fácil. Hasta los grandes cracks tienen altibajos. No recuerdo a ninguno de ellos que haya sido regular siempre. Este es un deporte de mucha exigencia si quieres estar al máximo nivel y el cuerpo sufre y se resiente.

Los preparadores físicos del Barça, el entrenador, hablan del ya famoso ‘entrenamiento invisible’. ¿Tú eres consciente de ello, se cuida al máximo?

Soy plenamente consciente de mi responsabilidad como profesional, sí, y sé que estoy en la recta final de mi carrera deportiva, por lo tanto, si deseo rendir al máximo, tengo que cuidarme más que nunca. Lo hago y además sin esfuerzo. No me cuesta nada hacerlo.

De ti se han dicho y se han escrito muchas cosas. Algunos dicen que el pecado del equipo de Rijkaard es que dejó de tener hambre de triunfos...

Hablaré por mí mismo. Rafa Márquez quiere hacer historia en el Barça y cuando me vaya de aquí me gustaría dejar escrita una bella página y que la gente recuerde lo que he hecho.

¿te gustaría convertirse en un referente?

Me conformo con hacer bien mi trabajo sin renunciar a conquistar todos los títulos posibles.

Con Guardiola han cambiado muchas cosas. Algunas tan simples como quedarse a comer después de los entrenamientos...

El técnico ha impuesto sus normas y sus reglas, eso es cierto, de la misma forma que con las del anterior entrenador también se ganaron dos Ligas y una Champions League. Ahora se trabaja de otra forma y creo que hay más disciplina y responsabilidad.

¿Y todo eso se refleja en el terreno de juego?

Sí. Guardiola ha introducido mucha disciplina y ambición, quiere que siempre estemos a tope, que rindamos al máximo. Nos dice que él puede perdonar un error, un fallo, porque es humano, pero que no perdona que no demos todo lo que llevamos dentro.

¿Y estás de acuerdo con él?

Sí. Creo que algo que tiene mucho sentido común.

Guardiola ha confesado que él no entendería los éxitos del Barça en la etapa de Frank Rijkaard sin Márquez. Dice que tu fuiste un pilar de aquel equipo. Te tiene en gran estima...

Me consta. En la primera entrevista que mantuvimos, cara a cara. Él me confesó que me admiraba por mi forma de jugar y que quería contar conmigo para su proyecto deportivo. Me hizo mucha ilusión que pensara así de mí. Después he ido sabiendo de otros comentarios que ha hecho sobre mí persona y la verdad es que sólo tengo palabras de agradecimiento.

También comenta Pep que tácticamente usted es muy importante para el equipo y que muy pocos jugadores en el mundo tienen su salida de balón...

Debo intentar hacerlo lo mejor posible, tratar de ser el mejor en mi posición para así poder ayudar al equipo. Yo he de aportar mi trabajo.

El entrenador lo ve como un líder silencioso dentro del terreno de juego. ¿Usted también se ve así?

Por mi forma de ser creo que he demostrado que no me gusta ser protagonista ni llamar la atención. No busco ser el líder del equipo, pero si el entrenador considera que debo asumir una responsabilidad, la asumo, si bien creo que ese liderazgo del que habla nace por mi forma de entender el fútbol y de desarrollarlo.

Más que por su carácter...

Los que me conocen saben que soy serio y callado, que no me gusta llamar la atención.

Pero sabrá sonreír...

¡Hombre, claro!

Ahora es feliz...

Mucho, muy feliz. Creo que he podido encontrar el equilibrio que necesitaba tanto en mi vida futbolística como personal. Eso hace que esté muy tranquilo y también me ayuda mucho en mi rendimiento.

¿Está dolido por todo lo que se ha llegado a decir sobre su vida privada?

Me ha dado coraje, sí.

¿Qué fue lo que más le molestó?

Que se metieran en mi vida privada sin tener ni idea de lo que en realidad había pasado. De todos modos nunca dejé que me hicieran daño, porque de haberlo hecho me hubiera hundido y eso era algo que no me podía permitir.

¿Y cómo lo llevó?

Aislándome y diciéndome a mí mismo que lo único que debe importarme es lo que piensen mi familia, mis amigos de verdad y mi entrenador. Todo lo demás nunca me ha interesado. Lo cierto que muchas veces tuve que mantener la cabeza muy fría para no llegar a perder el control.

Usted sabe que la temporada pasada estuvo en muchas quinielas. Prácticamente todo el mundo lo veía fuera del Barça, como a Ronaldinho, Eto’o, Deco... ¿También usted se vio fuera?

No, nunca. Y se lo digo sinceramente. Yo hablaba con directivos, con los responsables del equipo y siempre me transmitieron la sensación de que contaban conmigo.

¿Es verdad que si hubiera querido se habría marchado, que ha tenido ofertas de Italia y también de Inglaterra?

Es cierto, ofertas muy interesantes en todos los sentidos, en lo deportivo y en lo económico.

 

¿Y por qué no se decantó por una de ellas?

No hay mejor club en el mundo que el Barça en lo deportivo y económicamente me siento bien pagado. Para mí el dinero nunca ha sido una prioridad. En México ganaba tres pesos y pasé a cobrar diez veces más en Mónaco. Fiché por el Barça y volví a tener una importante mejoría salarial.

¿Está de acuerdo con quienes sostienen que sin Deco ni Ronaldinho, otros jugadores como Xavi, Iniesta o Messi tienen más protagonismo?

Forma parte del mundo del fútbol. Siempre se habla más de unos jugadores que de otros. Ahora no están Ronnie ni Deco y es normal que se fijen en otros futbolistas. Para mí lo más importante es el compromiso de quienes están y que todos hagamos un buen trabajo.

¿Qué piensa cuando ve jugar a Xavi, Iniesta, Messi?

Es una gozada verlos en acción y una suerte tenerlos como compañeros de equipo.

¿Nos equivocamos alabando tanto a Leo Messi?

¡Es que los cracks tienen esas cosas! No, no, qué va, Leo se merece todos los elogios que le llueven. Sencillamente es un
fuera de serie.

¿Usted no es un crack?

¡Yo soy un picapiedra!. ¡Je, je, je...! Es bueno que hablen de uno si lo hace bien, pero no persigo salir en las portadas de los periódicos, únicamente hacerlo muy bien para que el equipo gane.